Loader

La era del humo

La era del humo

Quienes trabajamos en la industria publicitaria, en marketing y/o diseño gráfico, seguro en algún momento hemos escuchado algo acerca de “vender humo”. Pero para los que aún no saben nada del tema, esa expresión se refiere a propuestas, campañas o contenido sin valor de fondo, ideas y resultados ostentosos que no son viables ni reales y mucho menos medibles. Increíblemente esa humareda ha estado en furor por mucho tiempo, ha complicado la subsistencia del contenido honesto y ha enterrado el buen trabajo de agencias o grupos de trabajo pequeños con talento.

La jugada de vender humo, está en armar todo el show posible alrededor de ideas simples y obvias, prometiendo resultados sin garantías y ojalá usando un poco de spanglish que ayude al descreste del cliente y lo desoriente un poco. Ah bueno, sin olvidar los egos de profesionales de este gremio que seguro han triunfado con cosas bien hechas, pero que también ostentan con marcas grandes en sus portafolios y con proyectos personales que han salido bien sin ni siquiera entender cómo lo lograron.

El punto es que en mi corta experiencia, he visto cómo grandes, medianas y pequeñas marcas quedan deslumbradas bajo el show del humo y bajo su efecto inexplicable terminan comprándolo. Con otras agencias antes y ahora en la mía con mi equipo, hemos perdido cuentas de esa forma, hemos pasado a ocupar la triste posición del ex con muchas preguntas sin explicación. Pero eso mismo nos ha hecho reaccionar, hoy nos hace pellizcarnos todos los días y no precisamente para competir con humo blanco o de mejor calidad, sino para erradicarlo y reinventarnos desde lo más profundo, con ideas únicas para ofrecer innovación, transparencia y sobre todo resultados palpables y medibles.

Creo firmemente que todos los publicistas en general, diseñadores, analistas, ejecutivos, comunicadores y sobre todo creativos, debemos pasar la hoja y dejar atrás la vergonzosa “Era del humo”. Hay que aprovechar el análisis real de la data, las ideas con insights poderosos, las campañas que emocionan, pero no hay que seguirse aprovechando del desconocimiento de los clientes y de su ansiedad por entrar al mundo digital. Una organización como la IAB (Interactive Advertising Bureau), además de fomentar el uso y la efectividad de la publicidad interactiva, ha manifestado su interés reciente por promover la transparencia como fin de todas las agencias de publicidad, porque no hay nada más bonito que ganar con trabajo duro y honesto.

Poco a poco el panorama se aclara, tal cual como después de una demolición el humo desaparece, pero las ruinas y la destrucción quedan como tiempo desaprovechado, tiempo que tristemente sí será aprovechado por la competencia para tomar distancia y sacar ventaja. Garantizar resultados palpables no es algo fácil de lograr, pero hoy herramientas como el Inbound Marketing lo hacen posible y al final queda demostrado que trabajar honestamente vale la pena, con la satisfacción de ser reconocidos como una agencia que le permita a sus clientes respirar en ambientes libres de humo.

No Comments

Post A Comment